ORDENACIÓN ÁMBITO DEL PSIS DE SALESIANOS

1º Premio en concurso. Finalista COAVN 2016. Seleccionado XIII BEAU

2014-2015

(con Ignacio Olite)

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_01

  

El plan de renovación y reforma del ámbito conocido como “Salesianos” en Pamplona (Navarra, España), es el resultado de un concurso de proyectos, anónimo y con intervención de jurado, que Javier Larraz e Ignacio Olite ganaron en julio de 2014, en competencia con otros 68 equipos de arquitectos.

El plan propone la intervención en dos manzanas del segundo ensanche Pamplonés, un desarrollo urbano construido a principios del siglo XX que necesita de una urgente actualización y revitalización en algunos puntos concretos. El proyecto se localiza  a su vez próximo al borde noreste de la característica meseta en la que se asienta Pamplona. El gobierno y ayuntamiento locales, promotores de la operación, propusieron la sustitución del Centro Educativo preexistente, ya obsoleto, por un conjunto residencial, dotacional y de espacios públicos que re-construye la ciudad dentro de sí misma, y recupera el ámbito para la actividad urbana, generando un nuevo centro de actividad.

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_02_bis

 

La ordenación supone, antes que nada, una oportunidad para la reflexión sobre el modelo de ciudad que se quiere desarrollar en un futuro inmediato, y marca el camino para reforzar la condición amable, urbana y sostenible de la Pamplona actual, lejos de los modelos de dispersión de la ciudad extensiva que el tiempo ha revelado como poco eficientes.

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_03

 

Se propone, por tanto, una ciudad razonablemente densa, en la medida en que la densidad implica eficiencia y urbanidad. Una densidad que convierte la ciudad en vivible y sostenible acorde a los patrones del siglo XXI.

El proyecto estimula, asimismo, la singularidad de los eventos urbanos, la diversidad dentro la ciudad uniforme, la mejora los estándares de origen decimonónico que rigen el trazado pamplonés, la construcción, en definitiva, de espacios urbanos de interés para la ciudad y para los ciudadanos frente a la vida urbana de la periferia.

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_04_bis

 

Más allá de la consideración del modelo de “manzana del ensanche” como elemento más o menos autónomo y actualizable que pudiera replicarse para completar la expansión de la ciudad consolidada en este ámbito a través de la repetición acrítica del patrón preestablecido, la propuesta, partiendo de la traza y las proporciones del ensanche en el que se inserta, explora la condición de “límite (de la ciudad)” del lugar, y busca una solución sensible y permeable, que refuerza la relación entre la ciudad y el magnífico perímetro de espacios libres y recorridos peatonales que caracterizan el borde de la ciudad de Pamplona.

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_05

 

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_07b

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_08b

 

Partiendo de esta premisa, el diseño propuesto cose los recorridos peatonales existentes a la vez que descubre nuevas conexiones que abren la ciudad hacia el parque.

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_09

 

Se propone una diagonal de espacios públicos, perpendicular a la Avenida de la Baja Navarra, que descubre un nuevo camino peatonal abierto al sur a través del cual se articula un espacio público de calidad que refuerza la condición de nueva centralidad del lugar, apoyada en una adecuada orientación para el conjunto residencial y las dotaciones propuestas, que ayudarán a definir un lugar de encuentro atractivo para el conjunto de los ciudadanos. 

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_10

 

El proyecto libera la mitad de la parcela para la consolidación del espacio público, unos 6.000 m2, en torno al cual se articula una edificación de uso mayoritariamente residencial  conformado por unas 400 viviendas de promoción libre y de tipologías diversas que suman unos 49.000 m2 sobre una baja comercial de 6.500 m2 en total. Asimismo, el proyecto propone un equipamiento público de tipo centro cívico de 3.000 m2 y una ocupación del subsuelo de 24.500 m2 para su uso como aparcamiento subterráneo vinculado al residencial edificado.

La volumetría propuesta, sensible con el entorno inmediato de la parcela y también con la escala comarcal, establece un gradiente de alturas decreciente en su aproximación a la calle de la Medialuna (de uso residencial unifamiliar), y al borde de la meseta en el que se sitúa el parque del mismo nombre, con el objetivo respetar el carácter peatonal del mismo, y de incorporar de una manera sutil y pautada la silueta de los nuevos volúmenes al perfil de la cornisa norte de la ciudad. 

 

Javier Larraz Arquitectos. PSIS Salesianos_11

 

 

Volver arriba

Volver atras